El Arte De La Guerra Escrito por Sun Tzu.

el arte de la guerra portada del libro

Sun Tzu fue un general chino alrededor del año 500 A.C. y fue el autor de un pequeño tratado de guerra llamado “El Arte De La Guerra”.

Por años fue una obra con bastante influencia y se ha convertido en una obra tan fundamental que cualquier estratega militar hoy en día tiene conocimiento sobre ella.

Sun Tzu fue un gran estratega de guerra en su tiempo. Lo llamaban «El Maestro Del Poder Blando» y «El Padre De La Guerra Ágil». Siempre que era posible él prefería ganar sin pelear, o por lo menos ganar las batallas fáciles primero.

sun tzu en el arte de la guerra

Entre sus escritos se encuentra: “En la Guerra, el estratega victorioso solo busca luchar después de que la batalla ya se ha ganado”. Siempre avisaba a sus tropas para que “hagan su camino a través de rutas inesperadas y puntos de ataque no resguardados”.

Y además declaraba, “Las tácticas militares son como el agua. El agua sigue de forma natural su curso, escapa de los altos lugares y se apresura a la caída. Y así, en la guerra, la mejor forma es evitar lo que es fuerte y atacar lo que es débil”.

Las enseñanzas de Sun Tzu se extienden mucho más allá del campo de batalla, porque se centran en encontrar la forma más sencilla para conseguir una meta especifica. Sus enfoques pueden aplicarse a todo, desde desarrollo de negocios hasta una simple meta de perder peso y crear nuevos hábitos.

La Batalla Por Mejores Hábitos.

Muchas veces, cuando tratamos de construir nuevos hábitos, trabajar por nuestras metas más grandes o tratar de ganar algo en la vida lo hacemos por la fuerza bruta.

un lider lidera por ejemplo no por fuerza sun tzu

Peleamos contra los problemas de una forma muy directa y atacamos a nuestro enemigo (en este caso el problema que queremos resolver) en su punto de mayor fortaleza.

Unos ejemplos de ello pueden ser; tratar de comer bien mientras sólo hay comida poco saludable, realizar un trabajo en un lugar donde hay muchas distracciones, tratar de emprender con amigos indisciplinados.

Luego fracasamos, no llegamos a las metas y podemos caer en la “Espiral De Culpa” pensando que no teníamos suficiente voluntad para el objetivo. En muchos fracasos el problema no siempre es la voluntad para trabajar sino la falta de una Estrategia Correcta.

Lucha En Las Batallas Que Estás Destinado A Ganar.

Convertirse en alguien mejor no siempre es una cuestión de ética de trabajo o de voluntad, también es una cuestión de estrategia.

Lo que la mayoría de las personas asumen como una falta de ganas o poca predisposición para cambiar es en realidad en muchas ocasiones el resultado de tratar construir buenos hábitos con una planificación incorrecta.

las batallas se ganan antes de la contienda

La planificación organizada (uno de los principios de Piense y Hágase rico) es en realidad tu hoja de ruta o tu estrategia para lograr un determinado objetivo.

Este mismo principio se combina con el principio #11 de “Pensamiento Correcto” del mismo autor pero distinto libro (Las Leyes del Éxito). En conjunto estos elementos pueden ser un arma mortal para la batalla que tengas en frente.

Los Cinco Elementos Esenciales Para Ganar En La Guerra.

“Saber si luchar o no luchar”.

Parece un concepto sencillo pero requiere de conocimiento para su correcta aplicación. Sun Tzu en «El Arte De La Guerra» entiende que las guerras se ganan mediante el correcto uso de las fuerzas que se tienen a mano.

Un enemigo muy poderoso con muchas armas y recursos puede parecer invencible, pero si no utiliza correctamente las armas que tiene puede perder de una forma brutal.saber cuando luchar y cuando huir

 

El primer elemento para la victoria es saber cuándo pelear y cuándo no, retirarse en una batalla no siempre significa perder la guerra, de ahí la frase «Puedes ganar la batalla, pero yo ganaré la guerra».

Existen batallas cruciales que no se pueden permitir perder y existen batallas que se pueden sacrificar para poder ganar la guerra completa.

“Saber manejar las fuerzas superiores e inferiores”.

Para Sun Tzu en «El Arte De La Guerra» significan las ventajas y las desventajas. Saber aprovechar cada uno de estos aspectos es crucial en la guerra, donde literalmente todo vale.

manejar las fuerzas superiores e inferiores

Las ventajas son explotar y atacar a las debilidades del oponente, comprender cuáles son sus falencias y aprovecharlas en todo lo que se pueda. Un ejemplo de ello pueden ser los impulsos del enemigo o las cosas que no puede controlar, como su temperamento o sus tentaciones.

En contrapartida hay que saber manejar las desventajas porque para nuestro enemigo son sus equivalentes ventajas. Nuestra responsabilidad es saber cómo esconderlas y saber cómo lidiar con ellas en caso de ya estén expuestas.

“El poder emocional y espiritual”.

Este elemento trata sobre la mentalidad que el líder promueve entre las personas que lo siguen. Tiene que ver con las imágenes que uno sostiene en la mente frente a una batalla o situación adversa.

la fuerza de la imagen mental

Aquel grupo que ya se encuentra desanimado o desmotivado, ya ha perdido la guerra antes de entrar si quiera a la batalla. Es importante para el líder conocer a su grupo o equipo de trabajo (o en este caso pelotón) para que todos estén dispuestos a arriesgar lo que sea a fin de conseguir la meta.

Un ejemplo, que se cita en “Las 33 Estrategias De La Guerra” de Robert Greene, es la odisea del conquistador Hernán Cortes, cuando se dispusieron a conquistar el imperio azteca.

«Paciencia en la guerra».

Este elemento tiene que ver con el control de la propia temple. Saber cuándo atacar y cuando retroceder es todo un arte que requiere de una mente en balance.

la paciencia en el arte de la guerra

Aquí se aplica el tercer principio del Kybalion, “El Principio De Polaridad”, en el que cada grupo se mantiene en balance, exactamente en el medio de las circunstancias, sin perder la razón en una adversidad ni volverse soberbio y arrogante en las victorias.

Encontrarse fuera de este balance puede significar una desventaja que puede ser usada por un enemigo experimentado en muchos casos. La clave es tener siempre paciencia para atacar y cuando es necesario aceptar una derrota.

Disciplina.

Las guerras son ganadas por el pelotón que mejor organización y coordinación tienen entre sí. Las batallas son vencidas por aquellos que con disciplina se mantienen cumpliendo cada rol que le fue asignado con fe en una estrategia efectiva.

disciplina al igual que las hormigas

Esta puede ser una comparación de una organización empresarial en la que cada pieza del engranaje funciona correctamente. Una empresa es eficiente cuando cada funcionario realiza su función de manera optima y con su máximo esfuerzo.

Tener una organización bien hecha requiere de un gran liderazgo desarrollado en los fundamentales hábitos de la Victoria Pública descrita por Stephen Covey en “Los 7 Hábitos De Las Personas Altamente Efectivas”.

El Arte de La Guerra: Ser Inteligente En La Batalla.

Todo el libro de Sun Tzu se basa principalmente en la estrategia. La guerra o algún conflicto puede parecer algo fuera de control, pero con esta base uno se encuentre mucho mejor preparado.

ganar batallas en la guerra

De eso trata “El Arte De La Guerra”, de tener la base filosófica para guiar las emociones y no dejar que estas tomen las decisiones en la batalla.

Cada paso y movimiento es demasiado crucial cuando uno se encuentra en plena guerra, por lo que cada paso, avance o retroceso bien calculado y preciso puede significar ganar o perder la guerra en su totalidad.